Realizaron operativos de control de productos cárnicos

El organismo provincial de Control de Ingreso Provincial de Productos Alimenticios (CIPPA) ha reforzado los controles en la provincia. Durante los últimos días se realizaron operativos  en varias localidades de Neuquén, entre ellas Zapala.

CIPPA realizó intervenciones principalmente en el rubro cárnico, para determinar el origen de los productos y promover Buenas Prácticas de Manipulación. En estos operativos, se constató documentación tributaria y sanitaria con el fin de verificar la trazabilidad de los productos alimenticios.

En Zapala se realizaron intervenciones desde el viernes 17 al martes 21 de diciembre. Se llevaron adelante Operativos de Control sobre Ruta  22, con colaboración de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, de Policía de la localidad y del Matadero Municipal.

En los operativos de ruta se buscó pesquisar la faena clandestina y la venta ilegal en carnicerías. Se intervinieron vehículos que transportaban grandes cantidades de animales faenados y que eran trasladados sin la documentación habilitante. Todo lo intervenido se trasladó al Matadero Municipal Zapala, y será desnaturalizado en el Horno Pirolítico.

Lógicamente, los animales decomisados no se donaron a ningún sector de bajos recursos porque no tienen garantía de salubridad para el consumo ya que en las faenas clandestinas se  producen contaminaciones de las carnes por contacto con materia fecal, contenidos gastrointestinales y del ambiente que pueden ser patógenas (por ejemplo echerichia coli que causa el síndrome urémico hemolítico). Además de esta enfermedad que puede llevar a la muerte a menores de 5 años, se pueden adquirir  enfermedades como Tuberculosis, Hidatidosis, Distomatosis, y Triquinosis.

A aquellos vehículos que transportaban cantidades sólo para consumo familiar, se procedió  a dar recomendaciones sobre buenas prácticas. Por ejemplo hacerle ver al consumidor  la importancia de adquirir estos productos en mataderos habilitados y de trasladarlos refrigerados para asegurar la inocuidad alimentaria.

Entre otras actividades, los fiscalizadores del CIPPA se reunieron con personal de la Dirección  de Bromatología de Zapala, donde intercambiaron conocimientos y modos de trabajo. También se fiscalizaron carnicerías, pollerías y mercados de barrio donde se dejaron recomendaciones sobre rotulación, conservación y manipulación de alimentos y realizaron decomisos de mercadería que no respetaba las normas legales.

En estos procedimientos se busca trabajar fuertemente en la difusión de todas las actividades mencionadas anteriormente, para concientizar al consumidor de la importancia de comprar en comercios habilitados, ya que en general la población  no ha tomado conciencia del peligro real al que se expone al comprar de faena clandestina.

Etiquetado .