Primeros pasos para la Planta de tratamiento de líquidos cloacales

El pasado miércoles personal del EPAS arribó a Zapala con el objetivo de realizar la visita de obra en el área del Michacheo, sector donde se instalarán las nuevas piletas de decantación.

El recorrido se realizó en horas del mediodía y contó, además, con la presencia del Intendente Carlos Koopmann, el Secretario de Planificación Urbana y Obras Públicas, Gustavo Caviasso, la Subsecretaria, Soledad Quiroga, el concejal Jorge Castillo y algunas de las empresas oferentes.

La visita de obra constó de una inspección, la cual se realizará de forma periódica al lugar donde se realizan los trabajos de construcción para el buen desarrollo del proyecto.

En el área mencionada se recorrió el pozo de rebombeo en las piletas de decantación que es donde se van a instalar las nuevas. “La obra consta de la recuperación de las piletas de oxidación ya existentes en los terrenos del EPAS, las cuales nunca se habilitaron”, explicó Caviasso.

También se visitó junto a las empresas interesadas en la licitación el pozo receptor que está ubicado en Cañadón y Fortabat, para luego recorrer la zona de Mundano donde estará el otro pozo receptor, es decir de Ruta 22 hacia el Sur.

El próximo 11 de febrero se realizará la licitación de la obra.

La inversión para la planta de tratamientos ronda los 870 millones de pesos y será posible gracias a una gestión que comenzó hace varios meses.

Cabe recordar que, durante los primeros meses del 2020, el Intendente Koopmann participó de la gira de mandatarios neuquinos y en esa oportunidad mantuvo varios encuentros con el ministro y funcionarios del Ministerio de Obras Publicas donde comenzaron a plasmar este proyecto que trabajaron junto al gobernador Gutiérrez.

El gobernador Omar Gutiérrez firmó un convenio marco con el ministerio de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis. El acuerdo tiene como objetivo la ejecución de una serie de iniciativas de agua y saneamiento en ocho localidades de la provincia, con una inversión de casi 2.000 millones de pesos.

En aquel entonces, Koopmann la catalogó como “una obra histórica y estratégica para el desarrollo de la ciudad. Una obra muy importante para preservar el medio ambiente y la salud de nuestra gente”.

Etiquetado .