El comportamiento de los zapalinos en Laguna Blanca es ejemplar

Luego de la habilitación de espacios en el Parque Nacional Laguna Blanca, su intendente, Leonardo Datri comentó a Radio Municipal cómo ha sido el movimiento durante el mes de enero y en qué se está trabajando durante el verano.

Gracias a que se permiten las actividades de senderismo y ascenso a cerros, el número de visitantes es muy positivo. “Impulsamos al Parque como un espacio recreativo y afortunadamente llegan numerosos grupos a la playa para disfrutar del día y eso nos gratifica. Es uno de los servicios ecosistémicos que brinda Laguna Blanca y se destaca mucho más en este contexto actual. La idea es que sea un lugar de recreación por excelencia para los habitantes”, dijo Datri.

El Intendente aprovechó la ocasión para destacar la conducta de los zapalinos, calificándola de “ejemplar”. Según lo informado, quienes se acercan hasta el lugar son en su mayoría grupos convivientes que respetan las normas y el distanciamiento tal como lo indican los protocolos vigentes.

Vale recordar que en los Parques Nacionales no se permite el acceso de mascotas, ya que son vectores de enfermedades y patógenos que pueden ser transmisibles a la fauna nativa. Los perros en la playa pueden ser un factor de contagio, por lo que se solicita encarecidamente evitar situaciones incómodas al personal del PN, ya que se trata de un problema sanitario de cada Parque del mundo y no en particular con las mascotas.

Actualmente son 12 personas las que se encuentran abocadas a las distintas tareas, entre personal administrativo, guardaparques, brigada de incendios y guardaparques de apoyo.

Datri mencionó que se ha retomado la actividad del control de percas con el equipamiento que cuenta una unidad destinada a esta labor.

Laguna Blanca está invadida por una siembra de percas que se realizó en la década del 60 y es una de las principales razones por la que se redujo la población del cisne de cuello negro.

“Cada pesca que se hace con redes oscila dependiendo de la temperatura, pero en un día activo se puede llegar a sacar más de mil peces en una sola tirada”, informó el Intendente.

Además agregó que se ha dotado a la unidad de un espacio de desenmallamiento para que los operadores puedan trabajar en condiciones de seguridad y sanitarias óptimas.

Asimismo, esa unidad tendrá la posibilidad de ocuparse en etapas del aprovechamiento de percas, ya que se desarrolló una compostera con peces y residuos de manejos forestales y se buscará retomar un antiguo proyecto de fileteo, pudiendo incorporar la misma en planes alimentarios y refuerzos nutricionales. “Estamos acondicionando el edificio para que eso se haga en las mejores condiciones bromatológicas”, comentó Datri.

Laguna Blanca es un área natural protegida ubicada a 34 kilómetros de Zapala. El área cuenta con una extensión de 11250 hectáreas, subdividiéndose en Parque Nacional (8213 ha) y Reserva Nacional (3038 ha).

Etiquetado .