Primera clase presencial del curso de arbitraje provincial de fútbol

Desarrollada en el Campus Municipal, tuvo lugar el pasado fin de semana el primer encuentro presencial tras cuatro meses de cursada virtual producto de la pandemia. Los más de 25 alumnos tuvieron la oportunidad de conocer a los instructores cara a cara y además, desarrollar un trabajo de campo en un partido de LIFUNE.

La idea del curso nace a través de la Secretaría de Educación, Promoción de Empleo y Producción en conjunto con la Legislatura de la Provincia, con el objetivo de generar una nueva salida laboral ante la importante demanda de árbitros que existe en la provincia.

En ésta primera ocasión llegaron alumnos de Chos Malal, Loncopué, Buta Ranquil, Aluminé, Moquehue y por supuesto, de Zapala.

Desde noviembre a la actualidad los encuentros fueron exclusivamente virtuales, por lo que las expectativas de cara a lo que ocurrió el fin de semana fueron muy importantes.

El equipo de docentes se compone por Esteban Porte, psicólogo deportivo, Evangelina Ortega, Coach Deportiva y licenciada en RRHH y Néstor Orellana y Gustavo Fassa, instructores nacionales en reglas de juego.

Durante el sábado y el domingo se abordaron diferentes temáticas y los alumnos también tuvieron la oportunidad de desarrollar su primer trabajo de campo en cancha de Don Bosco en el encuentro ante Petrolero de Plaza Huincul, válido por la 2da fecha de la Copa Neuquén. “Analizamos las diferentes jugadas con los chicos. Nos generó mucha alegría que los alumnos polemicen, etc. Ver a los chicos dar esos primeros pasos es una alegría”, expresó Gustavo Fassa.

Con respecto a la propuesta impulsada desde el centro de la provincia, Fassa dijo que “Zapala es la prueba piloto al ser los primeros en tomar el arbitraje como un empleo, mediante la Secretaría de Empleo y la Legislatura de la Provincia. El deporte como generador de trabajo es una forma muy inteligente de verlo. Hacen falta árbitros, son rentados y es plata que queda dentro de las comunidades”, analizó.

El curso que se desarrolla en la actualidad tendrá habilitante de árbitro provincial de fútbol y será avalado por la Asociación Provincial de Árbitros de Fútbol de Neuquén (APAF).

Para cerrar, Fassa hizo mención a la necesidad de capacitaciones para los árbitros, y a su vez, como ello repercute en la violencia en el fútbol, teniendo en cuenta el antecedente inmediato entre Unión y Don Bosco.

“La violencia nos pasa muy de cerca, porque en general somos uno de los primeros damnificados. Lo primero que tenemos que hacer es pensar en capacitarnos al máximo. Errores vamos a tener, pero no puede pasar que un árbitro no se capacite. Queremos inculcar a los chicos el estado físico, la capacidad técnica y táctica, y entrenarse toda la semana para trabajar en LIFUNE”, dijo.

Agregó que “tenemos que capacitarnos y estar al máximo. Luego es un trabajo en conjunto para minimizar la violencia, ya que es un tema complejo que lamentablemente nos supera a todos”.

De ahora en adelante, los encuentros virtuales continuarán dos veces a la semana y las clases presenciales serán de carácter bimestral.

Etiquetado .