Planta de tratamientos: la obra esperada y necesitada

La megaobra posee una inversión de 800 millones de pesos y consiste de dos etapas: la construcción de una nueva planta de tratamiento y la puesta en marcha del pozo receptor que está ubicado en la zona del Alto.

En los inicios de la gestión del Intendente Carlos Koopmann, y con el acompañamiento del Gobernador Omar Gutiérrez, comenzó a gestarse este proyecto presentado ante el Ministerio de Obras Públicas de la Nación.

La nueva planta de tratamientos de líquidos cloacales permitirá tratar los efluentes que no son suficientemente limpios como para ser liberados al medio ambiente, sin que causen ningún tipo de perjuicio a la salud o a la napa freática.

Además, garantizará que sean aptos para riego, cumpliendo con los estándares de calidad ambiental y preservación del recurso hídrico, al mismo tiempo que cuida de la salud del ser humano y del planeta en sí.

Koopmann resaltó que “no es solo una obra estratégica y puntual para la ciudad” sino que la consideró “histórica” por el valor y beneficio social y que generará a su vez mano de obra local, con la prioridad del compre zapalino.

La obra consiste en dos etapas: la recuperación del pozo receptor de la zona del Alto y la habilitación de las cuatro piletas de dicho sector. Las mismas tienen capacidad para tratar los efluentes de entre 12.000 y 20.000 usuarios.

Según expresaron desde la Secretaría de Planificación y Obras Públicas, el excedente que no se pueda tratar en esas piletas del norte, serán bombeadas al otro pozo receptor que estará montado en la zona de Mundano. Allí se recepcionarán los efluentes de la línea sur de la ciudad que actualmente caen a cielo abierto provocando un severo daño al medio ambiente.

En la zona mencionada, se bombeará a lo largo de 5 kilómetros por camino de Santo Domingo, donde se instalarán ocho nuevas piletas con la posibilidad de ampliarlo en el futuro, y destinarlo al tratamiento de los líquidos del lado Sur de la ciudad. Dichas piletas tienen una dimensión aproximada de 40 x 80 metros y se estima una capacidad de 100 mil metros cúbicos.

Con las piletas que dispone el proyecto inicial, Zapala estará cubriendo la cantidad de habitantes que actualmente tiene la ciudad.

“Es una enorme alegría saber que estamos haciendo realidad este sueño. Así, vamos a cuidar a nuestra gente, el acuífero y el bien preciado para las generaciones futuras”, enfatizó el jefe comunal de los zapalinos y zapalinas.

Etiquetado .