La cultura zapalina de luto

A los 89 años, Mario Argat dejó el plano terrenal en su amada Zapala. Artista, impulsor incansable de la cultura (la Sala del Cine lleva su nombre) y uno de los fundadores del partido provincial, deja un enorme legado que será valorado y recordado.

Amante del teatro, nació en 1932 junto a su hermano gemelo Acho, en General Roca, llegando a nuestra ciudad junto a sus padres a los 10 años.

En el área cultural, desarrolló un sinfín de propuestas y acciones que hasta el día de hoy generan beneficios para los habitantes de la localidad. Creó el coro polifónico, integró el directorio de Artesanías Neuquinas, fue Director de Cultura, Secretario de Hacienda y Secretario de Gobierno, entre otros.

El teatro zapalino, cuya sala lleva su nombre desde el 2019, fue inaugurado en 1973 por iniciativa de Argat, y el Intendente de aquel entonces, Amado Sapag, apoyó para que se construyera.

Asimismo, integró diversos grupos teatrales y le dedicó gran parte de su tiempo a la pintura, donde realizó varias exposiciones de sus trabajos en la localidad. Estudió piano, lengua mapuche, ceremonial y protocolo.

En otro ámbito, y a los 29 años, fue uno de los encargados de estampar su firma en la fundación del partido provincial: el Movimiento Popular Neuquino (MPN). Ferviente creador de conciencia combativa recordó que “desde Buenos Aires se nos mandaba a votar en blanco. Y el Movimiento se creó porque no se estaba dispuesto a seguir obedeciendo órdenes de arriba y, la verdad, porque ya nos tenían podridos”.

Una vida de entrega, visión y lucha para mejorarle la vida a la población. Fuente de consulta obligada en cada momento histórico o aniversario de nuestra querida ciudad.

Etiquetado , .