La calle Uriburu ya es una realidad

Si hay algo que caracteriza a Zapala es la “división” que marcan las vías del tren, separando la ciudad en el “lado viejo/casco histórico” y la parte más contemporánea.

Atravesar de un lado a otro implica que los vecinos deban cruzar por Ejército Argentino, Avenida San Martín o Mitre en la parte más céntrica. Pero en un futuro no muy lejano el panorama cambiará sumando una nueva opción: la calle Uriburu.

Una obra muy anhelada que ya está en marcha y permitirá unir dos avenidas icónicas como lo son Avellaneda y Roca, optimizando la circulación y también la conectividad del sector, al tiempo que beneficiará a los comerciantes del “casco histórico”.

A todos los trabajos ya realizados hasta el momento, como por ejemplo movimiento de suelos y derribo del muro de Av. Roca, se sumarán, en una primera etapa, las tareas de hormigonar y colocar perfilería desde las vías hasta el “lado viejo”, guiño mediante del factor climático.

Esta obra, con un presupuesto de $ 2.600.000 (dos millones seiscientos mil pesos), consta de 160 metros lineales de pavimento más distintas remodelaciones en el sector: veredas, parquización, iluminación y espacios verdes.

Todos estos trabajos en la conexión de la calle Uriburu son realizados por una cuadrilla de 12 empleados municipales, con la Subsecretaria de Obras Publicas Soledad Quiroga, en la dirección técnica del proyecto.

Ademas, desde la Secretarias de Planificación Urbana  y Obras Públicas se continúan con actividades en distintos puntos de la ciudad, como la terminación de conexiones cloacales en la zona de la Cooperativa Covicir, siguiendo con el convenio por el cual el municipio se compromete a facilitar el personal para llevar los servicios de agua, cloacas y gas.

Etiquetado , , .