La Biblioteca Popular Elordi visualiza sus actividades durante la pandemia

Cumpliendo los protocolos de Bibliotecas Populares se realiza la entrega y devolución de libros. Además se proyectan talleres para niños y adultos, respetando las medidas de protección y distanciamiento.

Trabajando apegados a los protocolos, el personal de la Biblioteca realiza la atención a socios y usuarios de lunes a viernes de 10 a 14 horas. Allí, cumplen con la entrega y devolución de material de lectura efectuando una “cuarentena” sobre los libros prestados. Es decir, que se los ubica en un espacio durante 72 horas para cumplir con su desinfección, y luego se lo retorna a su lugar.

Vale destacar que se encuentran en espera los espacios culturales y talleres de la Biblioteca. Sin embargo, las clases de francés se realizan por la plataforma Zoom y los alumnos participan fielmente desde hace tres meses.

En relación a este tema, la Presidenta de la biblioteca Elordi, Miriam Catalán, expresó que se encuentran en tratativas para comenzar con algunos talleres: “Estamos trabajando con profesionales y gente de la comisión para que nos asesoren. Teniendo en cuenta todo el tiempo que estuvimos aislados, nos preocupa la cantidad de chicos que no van a las escuelas. Queremos resguardar su salud mental y emocional”, dijo.

Por tal motivo, se visualiza para las próximas semanas talleres de dos horas con un cupo limitado de niños, contando con asistencia psicológica de una pediatría, entre otros profesionales.

“Tenemos el protocolo de bibliotecas populares y hasta ahora no hemos tenido inconvenientes. Hay gente que solicitó la sala para dar clases particulares con un solo alumno. Tenemos una sala amplia y podemos respetar el distanciamiento social. Comenzamos pero luego paramos por la circulación en base a la terminación de DNI”, contó Catalán.

Apuntando a la masa societaria con la cual cuentan, explicó que se ha hecho un relevamiento y se sorprendieron ante “la cantidad de vecinos que no conocen la biblioteca y no los contamos como socios”. Cabe mencionar que los salarios de los trabajadores y los gastos mensuales del lugar se solventan gracias al aporte de los socios y socios protectores, los cuales llegan a casi 300 personas en la actualidad.

La cuota del socio mayor es de 100 pesos por mes, y el socio menor de 80 por mes. Al tratarse de valores muy accesibles, incentivan al vecino a asociarse y colaborar con la biblioteca de todos los zapalinos. “Queremos que se acerquen y conozcan las instalaciones. Queremos proyectarnos para sortear este tiempo de pandemia que no nos dejó abordar las ideas que teníamos”, cerró Catalán.

Etiquetado .