El predio de la Asociación de Veteranos de Guerra recibió una importante donación de árboles

La Municipalidad entregó y colaboró con la plantación de una serie de árboles y plantas para el predio de la Asociación Civil de Veteranos de Guerra en Zapala. El predio ubicado en calle Aluminé al 109 continúa con avances para contar con su propia sede.

El pasado viernes por la mañana, la Municipalidad de Zapala hizo entrega de árboles y plantas ornamentales para colaborar con la forestación del predio que posee la Asociación presidida por el Veterano de Malvinas, Javier Videla. Las tareas se realizaron en conjunto con los integrantes de dicha asociación y diferentes funcionarios locales, entre los que se encontraba el Intendente Carlos Koopmann, el Secretario de Medio Ambiente, Juan Pablo Young y el Presidente del Concejo Deliberante, Víctor Chávez.

El predio fue entregado por la Municipalidad en el año 2019, y rápidamente comenzaron con los trabajos de cerramiento. Allí, los mismos veteranos con la ayuda de diversos profesionales fueron montando los elementos que poseen en la actualidad. “Por una cuestión económica, lo más difícil fue empezar con la construcción. Al día de hoy tenemos una parte de los cimientos y el cierre del espacio”, contó Videla, quién combatió por nuestras Islas en el año 1982.

La Asociación que se conformó hace 6 años realiza un conjunto de actividades que año tras año son recibidas con gran aceptación en escuelas e instituciones. Sin embargo, en este 2020 producto de la pandemia se vieron truncas. “Normalmente entregábamos libros que conseguíamos desde otros puntos del país. Hacíamos entregas en escuelas y charlas de historias de Malvinas por diversos lugares de la Provincia. Este año teníamos previstas muchas actividades y la pandemia nos tiró todo para atrás”, reflexionó Videla. Sin embargo, el mensaje de la Causa por Malvinas continúa llegando mediante medios de comunicación y redes sociales.

La conformación de la Asociación Civil de Veteranos de Guerra de Malvinas Zona Centro se gestó producto de una serie de reuniones, que en un principio se llevaban a cabo en los hogares de los veteranos. Con el correr del tiempo y producto de la perseverancia en las gestiones consiguieron personería jurídica, conformaron su estatuto y comenzaron a trabajar.

Bajo la premisa de que “el soldado no muere en el campo de batalla, sino cuando su patria y su nación lo olvida”, este grupo de loables zapalinos sigue soñando con grandes objetivos para la causa.

Etiquetado .