El Municipio recuerda la importancia de contar con el permiso de construcción

El Código de Edificación de la ciudad de Zapala estipula que toda nueva obra o ampliación, debe contar con el permiso de construcción, el cual es gestionado a través de los profesionales matriculados: arquitecto, ingeniero o maestro mayor de obra.

Este trámite está apuntado tanto a obras nuevas como así también a ampliaciones. “El permiso es importante para que el propietario o adjudicatario construya respetando la normativa y con seguridad, ya que interviene un profesional matriculado que estudió para eso. De esa forma aseguran su inversión y evita errores que podrían surgir si no está el asesoramiento de un profesional”, relató el Subsecretario de Obras Particulares e Infraestructura de la Municipalidad, Gregorio Martínez Rambeaud.

“En el caso de ampliaciones y reformas, aunque la edificación tenga planos aprobados, si estas no están declaradas originalmente, tienen que obtener permiso para su ejecución”, agregó.

Con el Permiso de Construcción se pueden solicitar las constancias de servicios, conexiones cloacales, inspecciones de obra y también certificados de obras para habilitaciones comerciales.  Con la ausencia del mismo se dejan de lado condiciones básicas de diseño, contralor, seguridad y el apego a las normativas generales y propias de cada lugar.

En Zapala, es un problema de larga data detectar la existencia de obras clandestinas que no cuentan con el permiso propiamente dicho. Es por ello, que desde la actual gestión se busca revertir esa problemática y que la población tenga en cuenta que la presentación de los planos no es una formalidad, sino un paso vital para encontrarse en regla y cuidar a la ciudadanía.

Los problemas más comunes en las obras clandestinas se pueden dividir en dos grandes grupos: desde la cuestión urbana se puede afectar el ordenamiento y la estética. Un caso grave puede ser la invasión en el espacio público o privado.

Desde lo técnico puede abarcar aspectos funcionales de una construcción, a errores estructurales o de ejecución.

El permiso es muy importante ya que en caso de llevar adelante una construcción sin el mismo implica una contravención al Código de Edificación, “por lo cual se considera una obra clandestina. Si el cuerpo de inspectores detecta el hecho se lo notifica y hasta se le puede labrar un acta, que deriva en multa”, explicó Martínez Rambeaud.

En esta misma línea, para la Municipalidad es clave tener el conocimiento de que la construcción que se está realizando fue elaborada por un profesional, y que la obra no genera un peligro para el propietario o terceros. De esa forma, los habitantes se encontrarán protegidos y podrán habitar sin inconvenientes una obra que no presente riesgos, ya que fue debidamente supervisada.

Por último, aclaran que aquellas personas que ya construyeron y quieren declarar la obra también están obligados a hacerlo, ya que el Código de Edificación de la ciudad también hace referencia a las personas que han construido sin permiso. Contratando a un profesional de confianza se puede relevar lo construido y registrarlo en el Municipio. “Hay construcciones antiguas o actuales que no han tenido plano, y de esa forma se releva lo existente y se declara. A la Municipalidad le sirve para tomar registro y ver las condiciones de lo edificado”, cerró el Subsecretario.

Ante cualquier duda consulte a un Profesional o Colegio Profesional.

Etiquetado .