El Municipio empezó con las tareas para vincular la calle Italia

Ésta semana se visibilizaron los primeros trabajos en el sector que unirá Avellaneda y Roca. Mediante una calle compuesta de adoquines, los automovilistas podrán utilizar una nueva arteria para unir el centro con el afamado “lado viejo”.

Con personal municipal y supervisado por la Secretaría de Planificación Urbana y Obra Pública de la Municipalidad de Zapala, ya se realizan los movimientos de suelo para que calle Italia corra con la misma suerte que la ya transitada y habilitada Uriburu.

Como parte de este plan de reordenamiento urbano, se decidió sumar una nueva vía de circulación entre Avellaneda y Roca y de esa manera poder seguir conectando la zona céntrica con el casco histórico de la localidad.

En las últimas jornadas, el personal a cargo de los avances ya inició por medio de maquinaria el movimiento de suelo y luego llegará el turno de la compactación y la colocación de la cama de arena.

Más adelante, y según estima Gustavo Caviasso, referente del área en cuestión, comenzará la colocación de adoquines intertrabados “que mejorarán la transitabilidad en la zona y resolverá algunos problemas de los vecinos”, expresó.

A diferencia de Uriburu, la traza de la calle no será en línea recta debido a la presencia del Paseo La Estación. Además, la iluminación será subterránea generando una zona visualmente agradable para vecinos y visitantes.

Cada una de las tareas, además de ser efectuada por personal municipal se realiza con fondos propios de la comuna encabezada por el Intendente Carlos Koopmann.

Etiquetado .