DISCURSO CARLOS KOOPMANN- APERTURA DE SESIONES 2020

Señor presidente del Concejo Deliberante Víctor Chávez, Señoras y Señores Concejales. Invitados y autoridades de la Ciudad. Amigos, querida familia, vecinos de nuestra querida ciudad de Zapala.

Vengo a este recinto con humildad y con el honor de estar ante ustedes para abrir las sesiones ordinarias de este año y a cumplir con mi responsabilidad de rendir cuentas ante los vecinos de mi ciudad.

Estamos en el comienzo de una nueva etapa. Una etapa de esperanza, porque Zapala ha tenido muchas dificultades, pero esta época nos ofrece las oportunidades para dejarlas atrás.

Éste no es un tiempo de revancha, es un tiempo de crecimiento. No vamos a superar nuestros problemas buscando culpables, sino uniéndonos y trabajando juntos.

También quiero hacer una mención especial. En estos meses de Gobierno hemos podido impulsar muchas acciones, pero también hemos tenido situaciones difíciles. Por eso quiero agradecer al Gobernador de la Provincia, a Omar Gutiérrez, por creer en el valor del equipo, por acompañarnos siempre, especialmente cuando lo hemos necesitado.

La agenda de trabajo de este año va a ser ardua, pero tenemos la oportunidad histórica de poner de pie a nuestra ciudad, y por eso les pido que nos acompañen, que hagamos esto juntos, que siempre pongamos la necesidad de las personas por sobre todo lo demás.

Sé que podemos ser mejores, sé que podemos estar cerca de quienes más nos necesitan, sé que podemos superar las barreras que hay entre lo que soñamos y nuestra vida real.

Hace apenas 60 días que asumimos el Gobierno y desde entonces emprendimos el desafío de empezar a hacer junto a cada vecino.

Sabemos bien que la tarea no va a ser fácil, que no está siendo fácil. Pero aún en los momentos más duros siempre encontramos las razones para continuar trabajando con la certeza de que vamos a estar mejor.

No ganamos una elección para buscar las salidas rápidas y superficiales, sino para dar las peleas que haya que dar por el bien de todos.

Por eso quiero decirles que nos guía un profundo sentimiento de esperanza, una convicción que se consolida a partir de cada cosa que logramos, de cada obstáculo que vencemos.

Fueron solo 60 días, pero nos ayudaron a fijar el rumbo por el que queremos ir.

Y todo eso lo estamos haciendo con cada uno de los zapalinos y zapalinas. Nuestro gobierno municipal, el gobierno de la Provincia, los concejales y la familia municipal. Esa es la manera de trabajar para adelante: haciendo juntos, todos juntos.

Porque yo no estaría hoy acá si no supiera que mi equipo, con el que trabajo día a día y con el que vamos a transformar la ciudad, está compuesto por más de cuarenta mil zapalinos y zapalinas que sueñan con vivir mejor.

Cuando termine esta gestión, más allá de todos los proyectos que hayamos llevado adelante, más allá de cada obra que hayamos terminado, sé que vamos a ser un grupo de personas que dejó todo y que trabajó con honestidad en sentido amplio.

Porque la honestidad no es sólo NO robar. HONESTIDAD ES DECIR LA VERDAD.

Es estar ahí cuando nos necesitan, a disposición las 24 horas, los 7 días de la semana, sabiendo que la gente cuenta con nosotros, y que nuestra responsabilidad es dar respuesta.

Es plantear cada política y cada proyecto pensando a quién le cambiamos la vida.

Nuestro legado más importante va a ser que en cuatro años los vecinos van a poder decir: “acá hubo un Gobierno que se preocupó por mí, que estuvo en mi barrio, que me escuchó y que dejó una ciudad mejor”.

Por eso es importante hacer siempre con un horizonte claro.

Y mi parte es ser fiel al compromiso que asumimos con los vecinos. Les dijimos que no se resignaran. Les pedimos que vuelvan a creer. Y para eso, tenemos que superar las dolencias de un Estado que no llega a dar respuestas.

Un Estado que deje de emparchar de manera mediocre los problemas de todos los días y que pueda planificar, invertir y generar oportunidades para las personas.

Un Estado justo y transparente.

Un Estado que este cerca de los que la pasan mal y se ocupa de que estén mejor.

Éste es el sueño por el que los invito a trabajar. Este es el sueño de cada uno de los zapalinos y zapalinas y que yo fui recogiendo en cada conversación con cada uno de ellos y lo sigo haciendo.

Tal como me comprometí el día que asumí como Intendente, sigo recorriendo los barrios y hablando cara a cara con la gente y no voy a dejar de hacerlo.

Sigo encontrando dolor y necesidades. Pero también veo las ganas de progresar, de crecer, de poder salir adelante.

Esa fuerza, ese empuje de cada zapalino y zapalina es la confirmación de todo el potencial que tenemos. Si ellos pueden, nosotros también.

Con este horizonte marcado, quiero detenerme en dónde estamos hoy, y permítanme serles absolutamente sincero y decir la verdad, aunque sea dura.

Algunos de ustedes tienen muchos años en la política y saben que Zapala desde hace tiempo que tiene problemas estructurales. Económicos, de falta de visión estratégica, de inversión; con un Estado obsoleto en términos administrativos y con una deuda social enorme.

Sabemos que no podemos resolver en dos meses algo que se viene acumulando desde hace mucho tiempo.

A todo esto llegamos porque no se puso el esfuerzo en la única tarea que realmente necesitaban los vecinos: QUE LOS CUIDEN.

A veces me pregunto, ¿qué les pasó a algunos de los dirigentes que han gobernado la ciudad?

Me cuesta entender que no les haya importado cambiar las cosas, que no hayan querido o sabido resolver los problemas que se han ido acumulando por años y años.

Yo no estoy acá para para especular, ni para hacerme rico, ni evitar hacer lo que no se ve o lo que supera mi mandato.

Quiero a Zapala, quiero a los zapalinos, aquí viven mis padres y mis hijos y quiero para ellos la mejor ciudad posible.

Soy Intendente porque quiero dar soluciones concretas.

Tenemos que entender que si seguimos haciendo las mismas cosas, vamos a tener los mismos resultados.

Nuestros vecinos nos reclaman a los dirigentes que pongamos la mirada en hacer y no en destruir; en proyectar y no en obstaculizar; en sumar y no en agraviar al oponente o al que nos antecedió en la gestión.

Estamos convencidos que los únicos enemigos que tenemos que enfrentar, son los problemas.

Una de las mayores demandas que recibimos de nuestros vecinos fue traer transparencia a la gestión municipal, por eso creo que debemos detenernos un minuto para hablarles del estado en el que recibimos el Municipio.

Nos encontramos con un municipio con un marcado déficit económico y financiero. Con una deuda flotante que superaba los 15 millones de pesos, con juicios millonarios por pagar, Con deudas con la AFIP, con multas sin pagar.

Un municipio que duplico la masa salarial que paga en tan solo un año, llegando en el mes de diciembre pasado a que se pagaran en sueldos 13 millones de pesos más de lo que ingreso por coparticipación.

Encontramos un municipio que desde hacía dos años no contaba con un presupuesto de gastos y recursos y tampoco actualizaba su ordenanza fiscal impositiva, afectando sobremanera el patrimonio municipal, es decir el de todos los Zapalinos.

Entregaron dinero de los contribuyentes SIN NINGUNA CONTRAPRESTACIÓN A CAMBIO y comprometieron las cuentas municipales en 3 millones de pesos en el mes de diciembre pasado.

Pero el principal déficit que generaron no fue el económico o el financiero. Fue el déficit de gestión que, entre otras cosas, implico que no exista un mínimo de planificación urbana o que en el área de tierras reinara la desorganización y la negligencia.

Nos entregaron un municipio totalmente obsoleto desde lo tecnológico, con faltante de sistemas, computadoras y muebles. Un municipio con un parque automotor devastado, sin siquiera maquinarias para prestar los servicios mínimos. Vaciaron al municipio para privatizarlo, alquilando todo, hasta máquinas para sacar fotocopias.

La superpoblación de empleados municipales, sumado a la falta de ampliación y modernización de los edificios municipales, hace casi imposible la labor diaria.

Dejaron a Zapala con un servicio de transporte público que está deteriorado al extremo, y que recibe subsidios que salen del bolsillo de todos los zapalinos.

Nos dejaron una ciudad totalmente sucia, con falta de inversiones privadas que impide la generación de empleo genuino, y con barrios donde faltan todos los servicios básicos y que no cuentan con asfalto.

Con esto no estamos echándole la culpa a nadie, sino queremos contar claramente cuál fue la SITUACIÓN REAL en la que encontramos el municipio.

Nosotros vamos a seguir mirando para adelante, trabajando fuertemente para concretar, en este contexto económico y social en el que nos encontramos, y con las herramientas que nos dejaron, una tarea de reacomodamiento de las finanzas municipales para prestar los servicios esenciales que necesita cada sector de la ciudad de Zapala, y llevar adelante un plan de transformación histórico.

Zapala no resiste más improvisaciones ni acciones de corto plazo. Durante la campaña no prometí soluciones mágicas y no voy a hacerlo ahora.
Pero hoy, ya en estos 60 días podemos contarles de algunos cambios.

Hoy tenemos 180 nuevos lotes con todos los servicios disponibles, 100 de los cuales son lotes sociales, un hecho inédito en la historia Zapalina.

En este escaso tiempo apostamos por la limpieza, reacondicionamiento y embellecimiento del cañadón, un proyecto integrado que implica la limpieza del mismo, para luego iniciar el revestimiento entre la ruta 22 y el desagüe.

Hoy estamos haciendo pavimento y estamos realizando veredas y rampas en las escuelas asi como mejorando sus ingresos

Dimos comienzo a la conectividad en Zona Franca, junto a provincia iniciamos la instalación del servicio de recepción y distribución de conectividad de internet

Estamos ejecutando operativos de limpieza de basurales, microbasurales y un enorme plan de desmalezamiento

Dimos inicio a las tareas en la red cloacal del barrio 48 viviendas de la Cooperativa COVICIR

Realizamos una colonia de vacaciones sin precedentes, dando contención a alrededor de 1000 chicos, adultos mayores y personas con discapacidad, y ya anunciamos que haremos la colonia de Invierno

Generamos un hecho histórico para la comunidad desde lo cultural, poniendo en marcha la Orquesta Infanto Juvenil

Avanzamos fuertemente en la vinculación de las calles Roca y Avellaneda, a través de las calles Uriburu, Italia, Elena de la Vega y Luis Monti, presentando en la próxima sesión el proyecto de la calle Uriburu para ejecutarlo de inmediato.

Además, para el gobierno de la provincia, Zapala es central, muestra de ello es el proyecto presentado hoy en la legislatura para el fomento de la zona franca de nuestra ciudad. Además el gobierno está invirtiendo en nuestra seguridad, ya que estamos próximos a inaugurar el centro de Monitoreo acá en la ciudad.

Aun cuando en muchos casos los resultados no se vean cuando termine mi gestión, cada día de trabajo vamos a ir viendo transformaciones concretas que se van a traducir en mejoras para la gente.

Vamos a hacer lo que haya que hacer para lograrlo. Y lo vamos a hacer diciendo la verdad, trabajando y estando cerca.

La esperanza de la que les hablo no es un concepto vacío, es mirar con detenimiento una planificación de gestión y saber que vamos a hacerlo.

Nuestro principal objetivo es volver a hacer grande a Zapala, para que sea el corazón de la provincia.

Hoy tenemos una gran oportunidad por delante para que Zapala vuelva a tener el protagonismo que se merece, trabajando en equipo con el Gobierno Provincial.

Queremos abrir la puerta a una nueva etapa para Zapala y para ello sabemos que tenemos que hacer mucho, porque son muchas las necesidades de nuestra ciudad.

El pasado 2 de enero, les plantee los tres grandes desafíos que tenemos por delante y que serán prioritarios para nuestra gestión.

En primer lugar, debemos construir una sociedad más integrada socialmente, una sociedad más equitativa y justa.

Una sociedad donde todos tengan las mismas oportunidades para progresar.

El segundo desafío es sacar del estado de abandono en el que están muchos de nuestros barrios.

El tercer desafío que tenemos por delante, es el de sacar del estancamiento en el que esta Zapala.

Los zapalinos y zapalinas nos merecemos estar mejor, y podemos lograrlo si hacemos las cosas juntos.

Por eso quiero contarles qué es lo que vamos a priorizar este año, para comenzar este camino de crecimiento sostenido.

La obra pública no debe ser patrimonio exclusivo de las ciudades vecinas, sino que en Zapala también es posible.

Este será el centro de nuestra política: invertir más que nunca en nuestros barrios para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos, siempre trabajando codo con codo con ellos y las organizaciones que los representan.

Por eso pondremos en marcha las comisiones vecinales, para escuchar la realidad de cada vecino.

Vamos a impulsar un plan de asfalto de más de 10 kilómetros de calles, el cual vamos a desarrollar en conjunto con Vialidad Provincial.

Los espacios públicos ocupan un lugar prioritario en nuestra agenda. Porque es uno de los elementos más inclusivos con los que cuenta una ciudad. Por eso vamos a realizar la mayor forestación realizada en la ciudad desde la creación del boque comunal.

Continuaremos recuperando los espacios verdes y creando nuevos. Forestaremos El Cañadón y realizaremos un plan de poda organizado considerando al arbolado urbano como un servicio público más.

Queremos que nuestros vecinos tengan espacios públicos donde puedan, cada vez más, practicar su deporte favorito, salir a correr, pasear a sus mascotas, tomar mate, leer, compartir un momento con sus familias y amigos, o simplemente disfrutar del aire libre.

Queremos hacer de Zapala, una ciudad verde, limpia y saludable.

Para eso tenemos que, de una vez por todas, darle respuesta a la problemática de los residuos, tanto los domiciliarios como los producidos por los grandes generadores. Desde la disposición inicial hasta el destino final.

Firmamos un convenio con el gobierno provincial para desarrollar un proyecto de tratamiento biológico de líquidos cloacales por un monto de 11 millones de pesos.

Hemos decidido impulsar, junto al gobierno provincial, un Basurero regional para Zapala y los municipios aledaños.

Otro tema central en nuestra gestión es la Cultura.

Queremos que en Zapala se respire cultura en cada esquina. Queremos que Zapala vuelva a ser la capital del teatro patagónico

Volvimos a revalorizar a los artistas locales y vamos a profundizar ese sendero, dándoles los espacios necesarios para que puedan expresarse.

Vamos a seguir apoyando todas nuestras expresiones culturales.

La cultura, como su gente, es el alma de Neuquén.

Vamos a hacer de Zapala un polo deportivo, donde distintas disciplinas deportivas de la región y el país, tengan sus fechas en Zapala.

En materia de desarrollo económico, retomamos el contacto con Incubar y Fondo Semilla, instituciones del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, así como con organismos del gobierno provincial, como el COPADE o el Centro PyME y la fundación Loma Negra, para lograr líneas de financiamiento y su acompañamiento a los emprendedores locales.

Estamos trabajando en el desarrollo de un Convenio de colaboración entre la Municipalidad de Zapala y Zona Franca para potenciar su crecimiento y que se convierta en un imán para los inversores de todo el país.

Sabemos que es imprescindible que nuestros jóvenes estén preparados para que puedan acceder a empleos de calidad.

Queremos que en nuestra Ciudad, los chicos y los jóvenes de todos los barrios tengan acceso a una educación pública de calidad y más oportunidades para emprender el camino que elijan.

Con este objetivo, desde el sector del campus se generaron articulaciones con la Universidad Tecnológica Nacional para la continuidad de las carreras de técnico en programación, técnico en industrias alimentarias, y la diplomatura en yacimientos petrolíferos.

También se retomó el diálogo con la Universidad del Comahue para nuevas carreras, entre ellas la posibilidad de diplomatura para especializar a inspectores en bromatología

Vamos a trabajar fuertemente en los loteos con servicios, y los planes de financiamiento para los vecinos.

Porque las instituciones nos importan, pretendemos que prontamente se resuelva la vacante de la contraloría

Municipal y se resuelva la vacante a generarse sobre fin de año en la Defensoría del pueblo

Haremos una ciudad limpia y saludable, erradicando los basurales y microbasurales.

PALABRAS FINALES

Estos son los proyectos más importantes y es sólo el comienzo de un camino que vamos a recorrer. Un camino largo pero lleno de satisfacciones con cada logro y cada nueva posibilidad que se va a abrir.

Por eso, antes de terminar quiero volver sobre la esperanza. Como dije al principio, es cierto que tenemos dificultades, pero estoy convencido de que vamos a hacer muchas cosas juntos.

Tenemos la responsabilidad histórica de terminar con años de atraso en nuestra ciudad y empezar a ponerla de pie.

Vamos a dar muchos debates sobre lo que debamos hacer, pero tengan la seguridad de que siempre será por el bien de cada zapalino y zapalina.

Sé que podemos hacerlo y vamos a hacerlo. Vamos a impulsar la agenda del hacer. Vamos a cuidar. Vamos a dialogar. Vamos a crecer.

NO ME CANSO DE DECIRLO. EN ESTA TAREA, ESTAMOS TODOS. ASÍ QUE ESTEMOS JUNTOS.

Caminemos juntos porque se lo debemos a los zapalinos.

Y sobre todo, caminemos juntos porque cada uno de ustedes tiene algo valioso para ofrecer.

El momento de poner a Zapala de pie es ahora. Sé que uniendo nuestros esfuerzos, sumando todo lo que somos capaces de hacer juntos, vamos a poder alcanzar el futuro que soñamos para nosotros y para nuestros hijos.

Le pido a Dios que me ilumine, a mí y a todo nuestro equipo, para poder servir a Zapala y especialmente a los que más lo necesitan.

Muchas gracias.

Etiquetado , .