El Municipio avanza con la puesta en marcha de una Casa de Medio Camino

En el día de ayer, el Intendente Carlos Koopmann se reunió con una serie de Secretarios y concejales para avanzar en los detalles claves para que Zapala tenga su Casa de Medio Camino, las cuales son un espacio de contención terapéutica para acompañar el proceso de reinserción laboral y social de los pacientes de salud mental.

Las Casas de Medio Camino son espacios que se forman en base a un entorno físico agradable y en el que se vela por la seguridad e higiene personal, desarrollando la creatividad y habilidades sociales de los pacientes que allí habitan.

Es por ello, que a través de una decisión política de la gestión encabezada por Carlos Koopmann, se busca que Zapala avance en la creación de dicho espacio.

En la actualidad, la ciudad cuenta con un dispositivo denominado “Rayito”, el cual nació para albergar a personas en situación de calle. Allí incluso funciona el CAI Rayito de Sol, donde se encontraba el antiguo edificio de la Escuela N°5. Es válido recordar que ese espacio sufrió un principio de incendio y sólo el techo se vio afectado.

“Sobre lo ya existente se podrá mejorar. Hay que hacer un nuevo baño, entre otros aspectos”, fue lo que comentó Mariana Peralta, Secretaria de Desarrollo Humano, quien agregó que Gustavo Caviasso, Secretario de Planificación Urbana y Obras Públicas, les dio el visto bueno en relación a esas probables tareas.

Peralta explicó cómo funcionan las Casas de Medio Camino: “La gente vive en ese lugar por un tiempo determinado, hasta que logran su autonomía. Ese tiempo puede ser de tres meses, seis meses y acompañamos ese proceso. La gente sale de la casa de medio camino, comienzan a reinsertarse y cuando están listos pueden vivir en un alquiler solos y pagarlo por sus propios medios. El Estado suelta cuando logra su autonomía”.

Además, comentó que en la actualidad, Zapala cuenta con un dispositivo con tres operadores que visitan a los pacientes a diario. Asimismo, los acompañan a las terapias o talleres que asisten. “Tenemos un trabajo en conjunto con Namun Tu y el equipo de salud mental del Hospital. Allí se diagrama una hoja de ruta para cada persona, y los operadores buscan que se respete”, señaló.

Este tipo de residencias favorecen el desarrollo de las potencialidades del paciente con trastornos mentales, en el marco de un entorno social supervisado y seguro, y a su vez, son de puertas abiertas y con el consentimiento de la persona.

Etiquetado .