El Club Unión, leyenda deportiva

Cuarenta y tres años atrás se produjo el nacimiento de uno de los clubes del interior con más historia y participación en las competencias de fútbol federado de nuestra provincia. La primera fusión de la provincia.

El equipo de Unión del 79 que fue campeón a nivel local y jugó el clasificatorio con el rojo neuquino.
El equipo de Unión del 79 que fue campeón a nivel local y jugó el clasificatorio con el rojo neuquino.

El 12 de Julio de 1977 y luego de la fusión entre el Club Deportivo y Recreativo Comercial y el Club Social y Deportivo Frontera se dio origen a lo que es hoy el Club Social y Deportivo Unión de Zapala.

De esta reunión en donde sentaron las bases que iban a regir en materia institucional y deportiva, participaron representantes de ambos clubes, que luego de la fusión conformarían al club “Canario”, por el lado de Comercial asistieron Hugo Propato, Restom Sapag, Manuel Rojas y Alejandro Mundano; y por Frontera Francisco Tassone, Hector Sereno, Carlos Koopmann, Honorio Koopmann, Julio Quiroga, Luis Narambuena, Néstor Ubillos, Enrique Lisarrague, Luis Lohaisa y Pedro Cuevas.

Todos ellos fueron parte del armado de la primer Comisión Directiva conformada en Asamblea Constitutiva el 3 de diciembre de 1978 y de la que participaron 104 asociados, es designado Hugo Propato como primer presidente de la joven entidad deportiva del centro de Zapala, ubicado en la Avenida Avellaneda al 1000.

El objetivo de potenciar el fútbol de la ciudad se alcanzó rápidamente y su punto de ebullición se dio solo dos años después de la creación del club. A partir de 1979 Unión demostraría su jerarquía deportiva logrando resultados positivos en los torneos en los que participa, con la incorporación de jugadores del calibre de Abel Viedma, Ramón Paredes, Raúl Salinas, Jorge Silva, “Ruso” Tesan y Julio Villar, se potenció una base nutrida con valores de la ciudad como Miguel y Hugo Caracoche, Segundo Guzmán, Germán Ortiz, Héctor Suarez, entre otros, todos ellos bajo el mando de Horacio Garaygorta.

La hinchada canaria siempre dice presente.

El primer gran paso fue adjudicarse el Torneo Huincul-Zapala (una prueba piloto autorizada por la AFA entre las Ligas de Zapala y Plaza Huincul-Cutral Có) mostrando un fútbol de jerarquía, llenando canchas en condición de local y visitante, provocando que se comience a mirar con mayor atención a los clubes del interior de la provincia y sumando elogios en los medios de prensa que cubrieron a Unión durante el transcurso del torneo.

Esto permitió que se logre acceder a un clasificatorio con Independiente de Neuquén como representantes de la provincia en el Regional de 1979 (primer paso para acceder al Nacional de AFA, torneo al que clasificaban los mejores equipos de las provincias) a partidos de ida y vuelta. El “Rojo”, que corría con ventaja debido a su base ya conformada e incorporaciones que llegaron del Deportivo Roca que había participado del Nacional de 1978, se impuso en ambos encuentros y dejó en el camino al elenco zapalino.

Con la creación de la Liga de Fútbol de Neuquén (LIFUNE) también en 1979, el “Canario” participa del primer torneo organizado por esta entidad y finaliza segundo de Alianza de Cutral Có, dando muestras de que la base se consolidaba y sería uno de los animadores neuquinos en los años venideros.

Se logra acceder al Regional de 1980 luego de partidos de ida y vuelta con Centenario. Esta vez y bajo la tutela de Norberto Fernández Cabral el Club Unión se impuso en la serie ganando su encuentro de local y ante una multitud por 4 a 2 con goles de Miguel Caracoche (2), Juan Carlos Abatte y Rubén Bruno; y mantuvo la diferencia empatando a 2 en Centenario, nuevamente Miguel Caracoche fue parte del marcador (2).

A la altura de las grandes instituciones deportivas y sociales, Unión nutrió a Zapala de jóvenes promesas que se desempeñaron en distintos deportes.

Ya en el Regional de 1980 integra la zona comprendida por las provincias de Neuquén, Mendoza y La Pampa. El desarrollo del torneo lo encuentra al conjunto zapalino siempre protagonista, llegando a la última fecha en el segundo lugar y a una unidad del puntero, a quien enfrentó de visitante en Mendoza.

La derrota contra Independiente de aquella provincia lo dejó a un paso de la gloria, marcando a fuego su capítulo más importante en su historia deportiva.

La década del 80 fue sin lugar a dudas su época más gloriosa. A los resultados ya mencionados se le suman 3 subcampeonatos más de LIFUNE, en 1981, 1983 (segundo de Alianza de Cutral Có en ambos) y 1984 (de Independiente de Neuquén).

Ex jugadores del Club Unión se juntaron hace poco en la ciudad.

Además de su desempeño futbolístico y de mantener una larga rivalidad deportiva con Don Bosco, con quien disputa uno de los principales “clásicos” de la provincia, cuya asistencia es siempre a tribunas repletas, Unión es cantera de grandes jugadores. Entre quienes se formaron o solo tuvieron un breve paso por sus inferiores se pueden nombrar a jugadores del calibre de Martín Mercado, Pito Becerra, Juan Martin Amieva, Fabián Sambueza y Marcos Acuña.

Hablar de Unión es hablar de vida social, disciplinas deportivas y contención social. A lo largo de su historia nutrió a Zapala de jóvenes promesas que se desempeñaron en los deportes que se desarrollaron en sus instalaciones, como el básquet, hockey, ajedrez y taekwondo.

A la altura de las grandes instituciones deportivas y sociales, Unión sentó bases debido a infraestructura. Ya estando en la esquina de Avellaneda y Mitre se pueden observar los dos campos de juego, uno de césped sintético y otro de césped natural, un gimnasio que alberga el desarrollo de distintos deportes y eventos políticos masivos, una Sede Social donde pueden reunirse vecinos y socios de la institución, además del quincho para eventos sociales.

Fuente: Suplemento Aniversario Zapala – Diario Río Negro

Etiquetado .