Día Mundial de la Menopausia

El pasado 18 de Octubre se conmemoró el Día Mundial del Climaterio y Menopausia, tratándose de una buena oportunidad para que la población participe en la celebración destinada a promover una mejor y mayor toma de conciencia de las necesidades que las mujeres tienen en esta etapa de la vida.

Desde el año 2000 se institucionalizó ésta jornada, la cual no pasó desapercibida en nuestra localidad, ya que desde el Gabinete de Hábitos Saludables de la Municipalidad, se gestó una interesante charla con la Dra en Ginecología, Soledad Recupero (M.E 3712), quien se desempeña en la Clínica Zapala-Cruz Andina, ubicada sobre calle Luis Monti.

“La menopausia normalmente se da entre los 45- 50 años, puede darse antes o después, depende de cada paciente y también de la familia de esa paciente, ya que se repite la edad en la que se produce la menopausia normalmente”, comenzó Recupero, al tiempo que manifestó que se produce “porque empiezan a haber cambios hormonales. Comienzan a aumentar y disminuir ciertas hormonas, que generan cambios normales en la mujer”.

Lo que más se ve impactado, al disminuir los estrógenos, es que existen cambios de humor, calores o sofocos, comienza a disminuir la lívido (que suele traer complicaciones en la pareja). Por otro lado, a nivel genital, las pacientes sufren de mucha sequedad vaginal, comienzan con infecciones urinarias todo por la misma falta de estrógenos.

“Son cambios normales, debido a que el cuerpo se tiene que adaptar a esa falta de hormonas. La sintomatología depende de cada paciente, hay mujer que manifiestan mucho la sintomatología y hay mujeres que por ahí ni se enteran, solo dejan de menstruar”, insistió la profesional.

En relación a los tratamientos medicamentosos, anticipó que existen un gran número pero que también se pueden utilizar algunos de carácter natural. “Aumentar el consumo de alimentos con mayor aporte de isoflavonas”, dijo. Para aquellas pacientes que no quieran un tratamiento natural, se utilizan los antidepresivos en bajas dosis, porque esto evita los calores que más afecta a la población femenino. Y luego, se comienza con el tratamiento hormonal.

Es importante mencionar que el tratamiento puede iniciar cuando aparecen los primeros síntomas: irregularidades en la menstruación o cambios de humor. La mayoría de las obras sociales cubren los tratamientos indicados.

“Es clave que las pacientes tengan los controles ginecológicos al día y que comiencen un cambio en el estilo de vida para lograr entrar en la menopausia de una forma más amigable. Para llevar esto acabo, deben realizar una interconsulta con una Nutricionista, para cambiar la forma de alimentarse, además de comenzar a hacer ejercicio, debido a que todo lo que aumenten de peso, no podrán bajarlo tan fácil por el mismo metabolismo que cambia”, dijo Recupero.

Por último, realizar controles cardiológicos e óseos, ya que debido a la disminución de estrógenos, las pacientes no tienen la protección cardiaca y aumenta la probabilidad de tener un infarto.

Etiquetado , .